Neuromarketing

Muchos se preguntarán que es neuromarketing. Desconocido por muchos pero presente en la vida de todos los ciudadanos que se ven rodeados de publicidad.

A grandes rasgos, el neuromarketing es la aplicación de la neurociencia al marketing y sus desucridores fueron la Brighthouse Institute for Thought Science de Atlanta.

El neuromarketing es una nueva técnica  en el campo de la investigación de mercados, que a sido desarrollada por diferentes empresas centradas en el desarrollo neuronal, para lograr comprender el funcionamiento del cerebro humano, y con esta información, obtener resultados en el ámbito de la publicidad.

Podemos decir por tanto que el neuromarketing busca comprender como reacciona nuestro cerebro ante la publicidad, para conseguir mejores resultados a la hora de cubrir deseos y necesidades de los consumidores, a través de productos y servicios enfocados en estos.

neuromarketing

Muchos multinacionales llevan a cabo campañas de este tipo, utilizando la técnica de “la prueba a ciegas”:

La multinacional Pepsi decidió analizar el mercado para saber que motivaba a la gente a consumir más Coca Cola que Pepsi. Lo cierto es que la marca Coca Cola goza de mayor prestigio social y cuenta con muchos consumidores fieles.

A pesar de esto, Pepsi decidió reunir a un grupo de personas al azar a las que daban a probar a ciegas los dos refrescos son decirles cual era cual.

Un mayor porcentaje de la gente analizada prefirió el sabor de Pepsi ante el sabor de su competencia. Pero lo cierto es que, Coca Cola es más consumida a nivel mundial.

Esto es un claro ejemplo de la influencia que ejercen sobre los consumidores las marcas y sus promociones.

¿ Qué analiza el neuromarketing?

Valora cuales son las conductas de compra de los consumidores. Qué compra, con que regularidad lo hace, que le motiva a decirse por un artículo u otro.

Descubre que elementos de los anuncios tienen mayor impacto sobre la población que los recibe.

A partir de esto, hace una valoración de que elementos debe incluir en sus anuncios para cubrir las necesidades reales de los consumidores.

¿ Para que sirve?

A veces, las encuestas no son totalmente fiables debido a que nuestras respuestas se ven condicionadas por muchos factores. Si consigues obtener información sobre cuales son realmente los anhelos de las personas, que es realmente lo que llama su atención, que le motiva a decidirse entre un producto u otro…Todo esto lo podemos saber a través del neoromartketing, y ser por tanto más eficaces y eficientes.

Aparece aquí un dilema ético que no podemos obviar.

NeuroMarketing-Futuro-o-presente-del-Marketing

¿ Que técnicas y herramientas utiliza para llevar a cabo estos análisis?

Una de sus herramientas es la Electro-Encefalografía, que consiste en colocar electrodos en la cabeza de los voluntarios y leer las reacciones que tienen ante diferentes estímulos que les presentan.

Otra herramienta muy utilizada es el eye-tracking, que analiza el movimiento de la mirada para saber que estímulos llaman su atención.

Esta es solo una muestra de las múltiples técnicas que se han desarrollado, y que se están desarrollando para analizar “nuestro cerebro por dentro”.

¿ Es ético indagar en el lado irracional e inconsciente de las personas para conseguir un fin consumista?

Muchas empresas han desechado la posibilidad de analizar los mercados a través de esta técnica, ya que suponía un desafío ético que hacía replantearse su uso a muchos directivos.

La ética es una cuestión personal, y como tal, así debe valorarse.

Lo que si debemos plantearnos es si gestionamos eficazmente la cantidad de información que recibimos a diario, y como influye en nuestra conducta todo lo que vemos y  a veces no vemos, pero que nuestro cerebro procesa y nos impulsa a tomar decisiones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>