En búsqueda de la manzana del Edén

¿Cuántas veces hemos denominado a la manzana como el fruto prohibido?

Damos por hecho que ésta es la culpable de la carga que sobre nosotros cae; el pecado. Hemos crecido con esa creencia.

Y yo me pregunto, ¿dónde está escrito eso en la Biblia? ¿Dónde queda patente que eso  sea así?

La respuesta es simple: en ningún lugar.

Ya seamos creyentes o no, es un hecho curioso.

Ahora, tras las  polémicas afirmaciones del Papa sobre el asunto del buey y el burro, creo que es necesario que saquemos a la luz todas las mentiras que se han ido creando.

¿Por qué culpamos a las manzanas si son inocentes?

Busquen, busquen. No encontrarán indicios de ella en las escrituras.

Yo mientras, voy a comerme una manzana.

 

¿Nos echaron del edén por una manzana?
¿Nos echaron del edén por una manzana?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>